_MG_6820-3

Fotografía: Alejandro del Estal ©

‘Gigantes & Diminutos’ (Retrológico, 2017)

Recordar, percibir, pronosticar.

Partir de la observación, pasar por la intuición y llegar al autodidactismo. No se trata de hacer apología de ningún método en concreto, ni de tomar por bandera el funcionamiento mas ágil de las historias para convertirlo en un ejemplo a seguir. Al fin y al cabo, cada persona tiene sus métodos: presta la atención suficiente en el momento adecuado y escucha con ambición cuando piensa que ese sonido de fondo, puede ser la lección definitiva. Nada es determinante, pero esa persona, somos todos.

Tratamos de divisar con objetividad, evocar la novedad constantemente, perseguir el factor sorpresa y presentir un mañana de fiesta nacional. Nos equivocamos.

Resulta curiosa la fragilidad detrás de la invencibilidad, la seguridad ante la duda y la falta de practicidad a la hora de empatizar con lo que nos toca. Sentimos que hemos perdido en el reparto, que nuestros ‘grandes éxitos’ son irrepetibles y que el tren seguirá pasando de largo mientras miramos con cara de falta de circunstancias y oportunidades.

Desdramatizar sería ideal, pero pensamos que lo ideal existe sólo si plagiamos al prójimo y esa obra, es mentira. Y recordad: esa persona, somos todos.

Nos equivocamos. Pensamos que lo ideal es ‘eso’ y la perfección, no existe. No es necesario y eso, nos beneficia. A todos.

Gustavo Redondo.